APOYO POR

CASOS CLINICOS PARA RESOLVER

martes

PARÁLISIS CEREBRAL INFANTIL

Paciente de 39 años, mujer, afectada por parálisis cerebral infantil. La paciente presenta importante componente distónico y atetósico. No hay déficit cognitivo y la paciente es independiente para las actividades básicas de la vida diaria: vive sola, deambula sin ayuda, presenta un buen funcionamiento social (trabaja como administrativa).

La clínica empieza a principios de mayo 2009, con disestesias y pérdida de fuerza progresiva en las cuatro extremidades, asociado con dolor cervical de nivel 4 en la Dennis Pain Scale. Tras acudir en varias ocasiones a urgencias, en julio de 2009 es finalmente valorada por neurología, e ingresada para estudio. A la exploración destaca hipoestesia con distribución C2 izquierda, fuerza en extremidad superior izquierda de 3/5 (1/5 a nivel distal, con especial afectación de la extensión de muñeca), paraparesia 4/5 en miembro inferior derecho y 3/5 en el izquierdo. La paciente, que anteriormente deambulaba de forma independiente, se reduce a deambular con ayuda y, progresivamente, se queda en silla de ruedas o en la  cama. No hay pérdida de control de esfínteres en ningún momento.

En los pacientes con parálisis cerebral infantil, hay una incidencia de espondiloartrosis cervical elevada y en edades precoces en comparación con la media de la población. Las posturas distónicas y los movimientos atetósicos producen fuerzas anormales de rotación y flexión que conllevan una inestabilidad dinámica en todos los niveles 
cervicales, que acaba generando cambios espondilóticos en edades juveniles.

¿El cuadro clínico de este paciente y considerando las complicaciones de este tipo de pacientes, cuales son los segmentos afectados mas frecuentes?

1.- C2 - C3.
2.- C3 - C4.
3.- C4 - C5.


1 comentario:

Dr. Soriano PA dijo...

Los niveles más frecuentemente afectados en este tipo de paciente son C3-C4 y C4-C5.
Esta característica es diferencial con respecto a la común enfermedad degenerativa cervical en pacientes añosos, que afecta con más frecuencia a segmentos más distales (C6 y C7 sobre todo). Según Harada en este subgrupo de pacientes, comparado con controles sanos, hay una incidencia de degeneración discal de 8:1, y de inestabilidad de los segmentos C3-C4 y C4-C5, de 6:1.

Neurocirugía 2011; 22: 245-250